viernes, 23 de mayo de 2008

Si te gusta el durazno, bancate la pelusa....



La vedette Adabel Guerrero puso todas sus pertenencias en una valija marrón y ayer por la tarde abandonó a su novio Pablo, cansada de las escenas de celos constantes y los reclamos de menor exposición.

“Salgo a las diez de la mañana de mi casa y vuelvo a las tres de la mañana, practico patín tres horas por día, hago el ensayo de Bailando tres horas, todos los días, después voy al teatro a la noche, hago fotos y notas… Si encima no me comprende lo que es mi trabajo y cuando llego a casa me enrosca y me enrosca, no me da la energía… Él me conoció haciendo teatro de revista con Miguel Ángel Cherutti el año pasado… Después te quieren cambiar pero conmigo está muy equivocado…”, lanzó la blonda al aire ayer en Los Profesionales de siempre, el ciclo que conduce la periodista Viviana Canosa por la pantalla de Canal 9.